20 de junio de 2024

Aleksandr Bortnikov. El mismo principio debería aplicarse a cualquiera que “cometa crímenes” contra Rusia